Bélgica

BELGICA — CARAS DE LAS MONEDAS
Valor
0.01€
0.02€
0.05€
0.10€
0.20€
0.50€
1€
2€
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
Valor
0.01€
0.02€
0.05€
0.10€
0.20€
0.50€
1€
2€
2008
Valor
0.01€
0.02€
0.05€
0.10€
0.20€
0.50€
1€
2€
2009
2010
2011
2012
2013
Valor
0.01€
0.02€
0.05€
0.10€
0.20€
0.50€
1€
2€
2014
2015
2016
2017
2018
2019
2020
2021
2022
2023
2024
Leyenda
CIRCULANTE
SIN CIRCULAR

 

El 1 de enero 1999 se introdujo el euro en Bélgica como moneda de cambio a la vez que en otros 10 países europeos y el 1 de enero de 2002 comenzó la circulación efectiva en 12 países.

Bélgica acuñó monedas fechadas en 1999, 2000 y 2001 (así como lo hicieron España, Países Bajos, Francia y Finlandia), a pesar de que estas entraron a circular en 2002.

El euro circuló simultáneamente al franco belga hasta el 28 de febrero de 2002, día a partir del cual este último dejó de tener curso legal aunque las monedas pudieron seguir siendo canjeadas en el Banco Nacional de Bélgica hasta el 31 de diciembre de 2004 y los billetes aún pueden ser canjeados en el mismo banco.​ El cambio oficial se hace a 1 € por cada 40.3399 francos belgas.

Las monedas se acuñaban en la Real Casa de la Moneda de Bélgica hasta 2017 cuando ésta dejó de acuñar y sólo las diseña y ordena su fabricación a la Real Casa de la Moneda de los Países Bajos que usa un caduceo como marca de ceca.

Las marcas de ceca y del director de ceca han cambiado desde la puesta en circulación. La Real Casa de la Moneda de Bélgica usaba como marca la cabeza del Arcángel Miguel y como marca del director de esa institución la que cada uno de ellos escogiera. Desde 1999 ha habido cuatro diferentes:

  • Romain Coenen (1999-2009): Cuya marca era una balanza.
  • Gérard Buquoy (2009-2012): Cuya marca era una pluma.
  • Bernard Gillard (2013-2016): Cuya marca era un gato sentado.
  • Ingrid van Herzele (2017-): Cuya marca es el escudo de armas de la ciudad de Herzele.

El primer diseño regular, obra de Jan Alfons Keustermans, mostraba la efigie de Alberto II de Bélgica y su monograma (una letra A coronada) con este y el año de acuñación intercalados entre las estrellas del anillo exterior.​ Este diseño se mantuvo hasta 2008 cuando la Comisión Europea aprobó una recomendación sobre el diseño de las caras nacionales de las monedas (en el anillo exterior solo deben estar las estrellas de la bandera tal y como figuran en esta) y actualizar el aspecto del rey. Sin embargo en 2009 hubo de volverse a acuñar la imagen anterior del rey pues cambiarla contravenía las directrices comunes antes nombradas (solo se cambia la imagen cada diez años o cuando haya un cambio en el jefe de estado si su imagen aparece en la moneda). Algunos coleccionistas consideran esto como una tercera serie pero, a diferencia de los cambios en otros países, no se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea por lo que en realidad cabría considerarla una modificación y no una nueva serie.

Al abdicar Alberto II en 2013 y proclamar a su hijo, Felipe, como nuevo rey, comenzó a usarse la efigie y monograma (las letras FP estilizadas y coronadas) de este último en la que sería la tercera serie de euros.El diseño de esta nueva serie es obra de Luc Luycx.